Fisioterapia

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define en 1958 a la fisioterapia como: “el arte y la ciencia del tratamiento por medio del ejercicio terapéutico, calor, frío, luz, agua, masaje y electricidad”. Además la Fisioterapia incluye la ejecución de pruebas eléctricas y manuales para determinar el valor de la afectación y fuerza muscular, pruebas para determinar las capacidades funcionales, la amplitud de movimiento articular y medidas de la capacidad vital, así como ayudas diagnósticas para el control de la evolución”. La Fisioterapia es una disciplina que se encuentra incluida en la Ley de Ordenación de Profesiones Sanitarias.

La Fisioterapia es el conjunto de métodos, actuaciones y técnicas que, mediante la aplicación de medios físicos, curan, previenen, recuperan y adaptan a personas afectadas de disfunciones somáticas o a las que se desean mantener en un nivel adecuado de salud.

Fisioterapia

El fisioterapeuta es un profesional sanitario diplomado universitario con grandes y profundos conocimientos del cuerpo humano, su movimiento y funciones, que le ayudará a alcanzar su más alto nivel de recuperación funcional mediante la aplicación de un plan de asistencia basado en sus específicas necesidades.

  • Traumatología: Contusiones – Fracturas – Esguinces – Roturas de músculos y tendones.
  • Reumatología.
  • Cardiovascular: Varices – Flebitis – Edemas – Hipertensión Arterial.
  • Respiratorio: Bronquitis – Asma – Enfisema – Postcirugía – Insuficiencias respiratorias.
  • Geriatría: Mantenimiento físico en general – Urología – Incontinencia Urinaria.
  • Neurología: Trastornos de la sensibilidad – Enfermedad de Alzheimer – Enfermedad de Parkinson – Hemiplejías y Paraplejías – Esclerosis Múltiple – Parálisis Periféricas.
  • Dermatología: Cicatrices post quirúrqicas.
  • Pediatría: Enfermedades respiratorias, bronquiolitis. Estimulación precoz, prematuros.
  • Uroginecología y Obstetricia.