El drenaje linfático manual, es una técnica que mejora la circulación del sistema linfático, aquel que se lleva el líquido de los tejidos que no limpia el sistema venoso; si esta acción no se realiza correctamente, dará lugar a problemas como edemas, retención de líquidos, inflamaciones…

Nuestros profesionales están totalmente familiarizados tanto con la patología del linfedema primario, donde el sistema linfático no es eficaz desde el nacimiento o la pubertad del paciente en algunas zonas de su cuerpo, como con la patología del linfedema secundario, donde el sistema linfático queda dañado tras un proceso quirúrgico o de radioterapia.

El proceso de recuperación tras un acto quirúrgico del tipo que fuere, puede ser acelerado de forma notoria, a través de la técnicas de drenaje linfático manual.

Existen otras aplicaciones tremendamente útiles como el tratamiento de los edemas del embarazo y postparto localizados en extremidades inferiores, de la embarazada, sobretodo en pies y tobillos.